En memoria de Donna Summer


El 17 de mayo falleció Donna Summer, está en todas las noticias y con una sorprendente repercusión internacional. Ha sido de manera inesperada y sin que sus admiradores y seguidores estuviéramos preparados para ello.

Recuerdo cuando pedí “Live & More” en 1978 por correo y contrareembolso. Ir con mi padre a ver “Por Fin Ya Es Viernes” y cómo le convencí al salir del cine de que comprara la banda sonora. Escuchar tumbado en la cama la doble cinta de “Bad Girls” recién adquirida. Volver de Londres, por tren y barco, con el maxi del dúo con Paul Jabara “Never Lose Your Sense Of Humor” en la mochila, cuidando de que no se rompiera y sin saber cómo sonaba. Y así cientos de historias más.

La música de Donna Summer me ha acompañado siempre. Es el artista que más he admirado y seguido durante toda mi vida. Y ahora, de repente y sin avisar, pasa a ser recuerdo, ya no hay posibilidad de que publique algo nuevo, vuelva a sonar en todas las radios y discotecas como pasó en 1999 con “Live & More Encore” o sea ignorada, para mi desesperación, como en 2008 con “Crayons”.

Me queda todo lo vivido y todo lo bailado. Los amigos que he hecho gracias a ella, que son unos cuantos. Y, como he dicho antes, el reconocimiento que por su carrera e influencia en este momento está teniendo. Quizás sea una lástima que ella no esté para que se produzca, pero me alegra ser testigo de ello.

6 comentarios:

  1. Qué mala racha llevamos de unos años a esta parte. Michael Jackson, Bobby Farrell, Whitney Houston, Donna Summer. Uno se llega a preguntar si no es una mala racha, sino simplemente que ya nos vamos haciendo mayores y nos toca ir perdiendo a los que fueron referentes de nuestra generación. Pero es que no eran tan mayores, no era su hora, no les tocaba, no puede ser. Pero lo es, ya no tiene remedio.

    En fin, me cuesta volver a soltar el tan manido "al menos nos quedará su música" o el no menos "no morirán mientras los tengamos en nuestros recuerdos". Pero son ciertas ambas afirmaciones. Y si no es eso, es que ya no se me ocurre qué decir ante tanto mal fario que tenemos. Sólo se puede decir una cosa más: que pare ya, coño, ya está bien. El de arriba, que nos deje tranquilos un ratito y no se siga llevando a los mejores de nuestra generación. Ya le vale al cagaprisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se suma también Robin Gibb, vaya racha...

      Eliminar
  2. Dios no me hace ni puto caso. Está claro.

    ResponderEliminar
  3. It was totally unexpected, she had managed to keep her illness a secret. I'm sure going to miss her but luckily her music will never die.

    ResponderEliminar
  4. Me puse muy mal cuando supe la información por que una grande nos acaba de dejar. Recuerdo que el primer tema que escuche de ella fue ''mi ritmo caliente'' del 78. No fui de su época,, pero recuerdo en los veranos del 94 , muy pequeño yo, escuchaba sus melodías pegadizas y poderosas a la ves, con un bajo y unas baterías que retumbaban en mis oídos, sus canciones traspasaban fronteras. Una grande Donna, fue transgresora en todo, desde baladas suaves y armoniosas, hasta algo psicolediloco y futuristico como su ''I feel love''. Eterna seras Donna !!

    ResponderEliminar